Conociendo a la entrenadora de Atlético Neuquén, equipo ganador en la liga neuquina. El torneo y sus aspiraciones.

Por Maximiliano Marasso

Su apellido no pasa desapercibido en el ambiente del fútbol. Nació en San Pedro, Misiones, hace más de 30 años, aunque muchos años residió en Buenos Aires, y desde hace 8 años vive en la provincia de Neuquén. Aunque no haya parentesco, el fútbol es su razón de ser.
En el 2014 se recibió de preparadora física. Antes fue jugadora en Quilmes. Hasta que se mudó a Neuquén, para seguir este deporte en un equipo de Comercio, hasta llegar a Atlético Neuquén. Primero armó y jugó, hasta que a partir del 2012 tomó las riendas y es la entrenadora. También hizo futsal durante un año y medio. “El fútbol de salón me dio el paso a ser técnica y la persona con quien trabajaba. Las chicas me respetaban y seguían, y eso me hizo clic y ahí arranqué”.

Dirigis a tus ex compañeras

Sí, pero hoy ya no quedan muchas, cuatro o cinco.

Sos una DT joven y campeona. ¿Cuántos títulos ya?

Los últimos tres años desde que está la liga para el femenino acá, salimos campeonas en el 2014 la primera Lifune oficial. Esa fue una de las cosas más lindas que me han pasado, para el fútbol femenino nosotros somos las primeras en la historia. Luego, salimos dos veces subcampeonas y este año campeonas otra vez.

¿Qué te generan los títulos?

La sensación es inexplicable, se me cruzan mil cosas por la cabeza. Aparte de esos dos títulos oficiales y dos subcampeonatos, como Atlético futfem que es mi base está desde hace siete años, tenemos más títulos. Por ejemplo, este año salimos campeonas de un torneo municipal de fútbol 8 y de otro comunitario de once. O sea, este año 3 veces campeonas. Años anteriores tenemos más, varios de once, dos de fútbol cinco también. Y varios segundos y terceros en siete años.

¿Qué estilo de DT te considerás?

Mirá, soy muy exigente. Me gusta enseñar y que me entiendan, así que explico todo, lo argumento, y si lo tengo que hacer varias veces lo hago, hablo mucho. Mi estilo de juego es muy táctico, tengo la habilidad de leer las jugadas en segundos y hacer movimientos precisos que siempre me da buenos resultados. Me gusta que mi equipo toque todo el tiempo, mucho juego en equipo siempre lo digo, 60 equipo y 40 individualidad. Nadie es estrella en mi equipo, si sos buena es porque tenés todo un grupo que hace que funcione.
Soy fanática de Pep Guardiola y me baso mucho en su estilo. Obvio tengo el mío, pero siempre tomas cosas de algún lado.

¿Seguís el torneo de Buenos Aires?

Sí, veo lo que se publica en las redes, lo que sale, lo leo.

¿Cómo una de tus metas está dirigir en Buenos Aires?

Volver a Buenos Aires no sé, pero en cuanto a experiencia y crecimiento sería muy interesante. Pero un sueño a futuro y eso lo tengo muy claro, es la Selección Argentina. Amo nuestra camiseta.

Sin parentesco, pero con apellido fuerte para el mundo AFA. ¿Sería una ironía que la Selección Argentina sea dirigida por una Grondona?

(Risas) Una picardía. Yo me lo tomo con gracia, me considero de las buenas (risas).
Siendo del interior, ¿aspiras a la Mayor o te gustaría recorrer el país buscando talentos para la Sub17 y Sub20?

Y, la Mayor es la Mayor, pero buscar talento, armar de cero y darle la posibilidad al interior me parece lo más inteligente. Para mí, la selección necesita cambios, y el cambio viene con los que están más abajo.
Hay que cambiar la cabeza y tenemos que empezar a competir, ¿sabes las jugadoras que hay en el interior? Darían lo que fuera por vestir la camiseta argentina.

¿Qué evaluación haces de la liga neuquina?

Hoy es manejado por nosotras. Tenemos una comisión y le metemos mucha fuerza para que funcione. Es todo muy nuevo pero tenemos personas capacitadas, muy inteligentes, con grandes aspiraciones. Esta liga es lo mejor que le puede pasar al futbol femenino acá en Neuquén. A medida que avanzamos, aprendemos de los errores y vamos en crecimiento.

8-10-2016

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com

Anuncios