Tuvo un gran 2015 debutando internacionalmente en futsal dirigiendo en tres campeonatos, y estando en finales nada menos.

Es oriunda de Quilmes, estudió también el profesorado de Educación Física y trabaja en una veterinaria. Pero el fútbol y el arbitraje son sus pasiones.

¿De niña jugaste, cuándo arranco tu interés por el futbol?
No jugué en un club porque mi papá no quería, no le gustaba que juegue porque me lastimaban las piernas, así que me escapaba y jugaba en un potrero cerca de casa. Después crecí y no jugué más.

¿La decisión de dedicarte al arbitraje en qué momento llegó?
El fútbol siempre me gustó, iba a la cancha, ahora no tanto sólo por trabajo (risas). El arbitraje llegó por casualidad, me crucé con un amigo que estaba haciendo el curso de árbitros y me dijo que era para mí, yo me reí en la cara y le dije que me encantaba el fútbol pero dirigir era otra cosa. Pero me convenció y cuando en las pasantías dirigí mi primer partido, que fue de futsal, me di cuenta que tenía razón porque me encantó.

¿Tu familia te apoyo?
Mi familia me apoyo, lo único que no le gustaba era que volvía muy tarde.

¿Te gusta más futsal que campo?
Son dos deportes completamente diferentes y me gusta dirigirlos a los dos por igual. Evidentemente tuve más satisfacciones en uno que en el otro (risas).

Su debut internacional en futsal y llegó hace unos meses, en septiembre, en la Primera Copa Libertadores que se hizo en Chile. En noviembre viajó a Guatemala para el VI Mundial de Futsal. Ahora, en la Copa América de Uruguay.

Vos, Estefanía Pinto y Laura Fortunato dirigieron finales porque la Selección o los equipos argentinos no llegaron al partido decisivo…
Uno siempre desea que la Argentina esté en lo más alto, pero para que nosotras podamos dirigir el partido final es que esto no ocurra. Lamentablemente para nuestros equipos fue lo que sucedió en estos torneos.

El 2015 será un año imborrable para vos por los logros conseguidos.
Tres torneos, tres finales. Aún no tomo dimensión de lo conseguido. Ojalá el año que viene tenga más oportunidades de dejar el arbitraje argentino en lo más alto, seguiré trabajando para ello.

¿Forman una gran “familia” entre las jóvenes y las experimentadas juezas compartiendo fuera de la cancha momentos, no?
La verdad que sí, nos ayudamos y aconsejamos entre todas. ¡Y por suerte cada vez somos más!

Con lo criticado que están los jueces. ¿Se podrá llegar a ver a una mujer dirigiendo en Primera, en la B o es una utopía?
Nosotras seguimos trabajando como siempre para demostrar, cuando nos den la oportunidad, nuestro nivel.

Por último, ¿tu visión de los torneos de once y futsal de AFA?
Yo creo que el fútbol femenino está creciendo. De a poco, cada vez hay más equipos y es más competitivo, tanto en futsal con las categorías Cuarta, Tercera y Primera, como en campo con el con el torneo y sus dos categorías A y B.

Maximiliano Marasso
23-12-2015

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com/

Anuncios