La defensora de Huracán, tanto de futsal como once, voz experimentada para hablar del presente, de su paso por Brasil – su tierra natal – y de las dos disciplinas que practica.

Por Maximiliano Marasso

Sus raíces son de la tierra donde el fútbol femenino es potencia: Brasil. Allí nació el 13 de junio de 1988, en Uruguaiana. No obstante, es una “argentina” más. Llegó al país a los cuatro años, y su interés en la pelota radica desde muy pequeña y cuenta una anécdota particular para graficarlo.

“Hacía jueguitos con los pañales de mi hermana. Mi mamá me daba para que lo tire a la basura y yo hacía jueguito”.

Como la mayoría de las chicas, se inició pateando con amigos del barrio.

“Después a los trece fui a jugar a una liga de Ingeniero Budge, ahí me vio una chica que jugaba en Los Andes y me dijo que me vaya a probar a Banfield”

relata. En el Taladro entrenó durante tres años hasta que pudo debutar.

“Porque no tenía DNI argentino. Recién a los dieciséis pude jugar”.

Fue campeona con Banfield en futsal en el 2007. En esa época, a la vez inició su trayectoria con Huracán en once. Hasta que dejó el sur y sólo se dedicó al Globo en futsal y campo. El año pasado tuvo un paso por Kudana de Cotia, equipo paulista de Brasil, y volvió para ser quemera.

¿Qué significa Huracán para vos?

Huracán para mí es mi segunda familia, mi segunda casa, quiero mucho a Mabel, a “Pipi” (Silvana Peralta), que son las que hace años que están ahí como yo.

Huracán siempre sufre bajas importantes en cada torneo. ¿Eso hizo que no puedan pelear los primeros puestos?

Creo que sí, porque siempre damos pelea a los grandes pero sufrimos varias bajas por lesiones, porque se fueron del equipo. Es como que siempre hay que empezar de cero, pero ya nos estamos acomodando un poco y vamos a estar mucho mejor para el próximo campeonato.

¿Qué les falta?

Conocernos más, lo cual ya está pasando. De a poco se va jugando mejor. Es constancia y trabajo.

Era necesaria la división de categoría para evitar las goleadas muy abultadas…

Para mí sí, está bien eso, le da más motivación al fútbol femenino saber que tenés que ganar para no descender y ganar para ascender.

Estudió el Profesorado de Personal Trainer y trabaja como gestora de automotores.

Futsal u once si tuvieras que elegir una disciplina.

Once. Porque me gusta más. Futsal es lindo, dinámico, pero el fútbol de campo es más visto, a mi me llama más la atención.

¿Tu mejor momento como jugadora?

Lo estoy viviendo desde el año pasado y ahora me siento con experiencia.

¿Qué te dejó tu paso por Brasil?

Una experiencia muy linda. Es diferente la organización de allá con la de acá. Si hay ganas se puede cambiar la situación del fútbol argentino. Gané más medallas allá en un par de meses que jugando acá todos estos años. Y adquirí experiencia.

¿Cómo vivís un Argentina – Brasil femenino?

Hincho por Argentina porque tengo amigas y conocidas. Me tiran los colores de Brasil pero mientras no juegue contra Argentina.
29-8-2015

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com/index.php

Anuncios