La capitana cafetera volvió a la liga española para militar en las filas del Valencia | Montaje: VAVEL. Fotografía: Juan Catalán – VCFF

Natalia Gaitán nació en Bogotá el 3 de abril de 1991, y esta temporada llegó a Valencia como el cuarto fichaje del equipo dirigido por Cristian Toro. Con el peso de la selección de Colombia a sus espaldas, la capitana cafetera afirma que ha llegado al equipo ché con mucha ilusión y ganas de aprender y crecer a nivel profesional y personal.

Tras la lesión que sufrió en el encuentro ante la Real Sociedad, Natalia Gaitán ha estado apartada de los terrenos de juego más de dos meses, viendo como su equipo progresaba dubitativo cada jornada. Debutó ante el FC Barcelona y ‘redebutó’ ante el Oviedo Moderno, volviendo a encontrar sus buenas sensaciones.

Gaitán es una nómada. Se vio obligada a dejar su Bogotá natal en busca de un futuro que le permitiera estudiar sin dejar de jugar al fútbol, un hecho que seguimos viendo hoy en día, y a juzgar por el devenir de su futuro, tomar esa decisión fue todo un acierto. Estuvo en Estados Unidos y también pasó por la liga española, militando en las filas del Transportes Alcaine.

Este pasado verano ha disputado junto al combinado nacional colombiano el Mundial de Canadá, registrando el mayor éxito de su historia, al clasificarse para octavos de final. Capitana de la Tricolor en todas las categorías, el próximo reto al que se enfrentan es al de los Juegos de Río de 2016, una competición que espera que contribuya al crecimiento del fútbol femenino en su país.

PREGUNTA.- ¿Cuáles fueron sus comienzos en el fútbol?

RESPUESTA.- Yo empecé a jugar fútbol desde muy pequeña. A los 5-6 años me iba a los partidos de mi padre o mi hermano y me ponía a jugar con una pelota y con los hijos de los compañeros de mi padre. Ya a los 11 años ingresé a un club de fútbol en Bogotá, llamado Internacional de Bogotá, y ahí empecé a practicar fútbol como algo más que un hobby. A los 14 años tuve mi primera convocatoria con la selección de Bogotá y el siguiente año estuve con la selección de Colombia. Juego con la selección desde el 2006, formando parte de las categorías Sub 17, Sub 20 y absoluta, siendo capitana en cada una de ellas.

P.- Usted se marchó de Colombia con 18 años buscando un mejor futuro profesional en otras ligas, ¿cómo fue esa experiencia?

R.- Cuando estaba terminando el colegio tenia la difícil decisión de si seguir con el fútbol o dejarlo a un lado y enfocarme en los estudios. Desafortunadamente, en Colombia en esta época era imposible hacer las dos cosas a la vez y había muy poca competencia a nivel nacional. Por estas razones decidí buscar una beca para irme a estudiar a Estados Unidos, donde sabía que había el respaldo y el apoyo para que los deportistas pudieran estudiar sin tener que dejar de estudiar.

Obtuve una beca (mitad académica y mitad deportiva) en la Universidad de Toledo en Ohio, donde estudié Administración de Empresas y donde jugué los cuatro años para la universidad. Fue una experiencia inolvidable que no solo me ayudó a crecer como jugadora sino como persona. Era la primera vez que iba a vivir sola y lejos de casa, así que esto me hizo madurar mucho y me enfrenté a retos que me ayudaron a forjar mi carácter y mi personalidad. Hoy miro hacia atrás y digo que lo volvería a vivir una y otra vez sin lugar a dudas.

P.- ¿Piensa que jugar en ligas de otros países es una forma de exportar la calidad y mostrar al mundo el talento que tiene su tierra o es una manera de poner en manifiesto la falta de recursos que tiene su país natal?

R.- Siempre trato de pensar en positivo y ver las cosas buenas de cada situación. Es cierto que en Colombia el fútbol femenino hasta ahora está empezando a crecer y que hay muchas cosas por hacer para la evolución del deporte. Pero también es cierto que cada vez que la selección de Colombia femenina compite a nivel internacional se puede ver el gran talento y técnica que poseen las jugadoras.

En mi país hay mucho talento y calidad en las jugadoras. Hoy en día son muchas las que están dando el salto a Estados Unidos y aprovechando las puertas, que junto con mis compañeras de selección, hemos podido abrir en el exterior. Los entrenadores preguntan por jugadoras que estén interesadas en ir a jugar a sus universidades gracias al gran papel que nosotras logramos hacer cuando hicimos ese proceso.

P.- Actualmente, ¿cómo se vive el Fútbol Femenino en Colombia?, ¿el apoyo ha aumentado tras la participación en la Copa Mundial?

R.- El fútbol femenino en Colombia ha tenido un crecimiento a pasos agigantados, en gran parte gracias a los buenos resultados de la selección. En el 2008 empezó un proceso Sub 17 donde logramos obtener el único título suramericano en la historia, y hoy en día se están viendo las buenas consecuencias de ese proceso.

En el Mundial de Canadá logramos resultados históricos y eso ayudó a que en Colombia nos conocieran más y nos dieran un poco más de importancia. La gente nos apoyó mucho por medio de las redes sociales, ya que desafortunadamente no se transmitían los partidos por televisión abierta.

Esperamos que ese apoyo logrado no se pierda y, por el contrario, cada día siga creciendo más. Es necesario que la Federación Colombiana siga aumentando el respaldo hacia la selección de Colombia femenina para que así haya más inversión por parte de las empresas privadas.

P.- ¿Hay proyectos en marcha para regular y mejorar la liga colombiana?

R.- En la actualidad no hay liga nacional de fútbol femenino en Colombia. Desde hace unos años se ha venido hablando de la posibilidad de crear una liga profesional, pero no se han encontrado los medios ni la estructura adecuada para darle comienzo a este gran y necesario proyecto. Esperamos que esto se logré solucionar y que en un futuro no muy lejano podamos contar con esta posibilidad y lograr tener competencia local.

P.- El próximo reto es jugar los Juegos Olímpicos de Río. ¿Cómo plantea la preparación para disputar ese torneo?, ¿volverá a ser un punto de inflexión en la repercusión del fútbol femenino en su país?

R.- Disputamos la Conmebol y como subcampeonas de la Copa América, logramos obtener el cupo a este gran evento. En estos momentos esperamos tener concentraciones cada mes desde el próximo año y tener partidos internacionales amistosos para seguir creciendo como equipo.

Nosotras siempre queremos dejar el nombre de nuestro país en alto y hacer una muy buena actuación en competencias internacionales. Iremos a los Olímpicos con esta misma mentalidad tratando de obtener muy buenos resultados y queriendo ir lo más lejos posible. De esta manera, esperamos que sea otro punto a favor para el crecimiento del fútbol femenino de nuestro país.

P.- Tras el Mundial, fichó por el Valencia, ¿por qué este equipo y no otros?, ¿por qué volvió a España?

R.- Cuando estuve en Zaragoza, en la temporada 2013-2014, pude ver y saber un poco más del Valencia y me había gustado mucho su forma de jugar. Cuanto terminó el Mundial estaba buscando equipo para poder seguir compitiendo y surgieron varias posibilidades acá en España y otro par en Europa. Valencia eS un club con mucha historia, una gran reputación y un proyecto de fútbol femenino muy interesante, así que cuando se dio la opción de venir fue muy poco lo que tuve que pensarlo y decidí volver a España.

P.- ¿Cuál fue su percepción de la Liga española?, ¿ha cambiado con el paso de las jornadas?

R.- La liga española es una liga de gran nivel, es cierto que hay unos equipos que tienen un mayor respaldo y presupuesto que otros y muchas veces se ve en los resultados. También es cierto que en cualquier jornada te puedes llevar una sorpresa por lo que cada partido es diferente y siempre tienes que estar dispuesta a dar lo mejor de ti para el bien del equipo. No viví en primera persona la destitución de Quereda, pero sí vi noticias sobre ello. Todo lo que sea por un mejoramiento en trato hacia las jugadoras y en pro del crecimiento de fútbol femenino siempre será una gran noticia.

P.- Cuando su incorporación se hizo oficial, leímos en varias entrevistas la ilusión que tenía por esta nueva etapa. ¿Qué objetivo quiere cumplir con el club ché?

R.- Sí, como dije antes, estar en un club con tanta historia y con un gran proyecto en mente te hace mucha ilusión y tener muchas ganas de aprender y crecer tanto como jugadora como persona. En estos momentos estamos viviendo situaciones un poco adversas y no obteniendo los resultados que quisiéramos, pero todavía queda mucho por delante y esperamos luchar hasta el final por estar en la mejor posición posible.

P.- Su primer partido fue contra el FC Barcelona, actual campeón de Liga. ¿Qué conclusión sacó con esa nueva primera toma de contacto con la competición española?

R.- Llevaba un poco mas de una semana entrenando con el equipo antes del partido contra el Barcelona y tenía muchas ansías de poder empezar a jugar. Pienso que hicimos un gran partido, en el que la primera parte logramos eliminar el gran juego que tienen y en la mayoría del tiempo fue un partido muy parejo que pudo haber ganado cualquiera de los dos equipos. Este partido me dejo con muy buenas sensaciones y con motivación de seguir entrenando duro.

P.- Usted ya conoce nuestra liga, ya que hace dos temporadas formaba parte del CD Transportes Alcaine. ¿Cómo fue la experiencia en el equipo maño?

R.- Yo venía de jugar en la liga universitaria de EEUU y tenía muchas expectativas en cuanto a lo que sería jugar por primera vez en una liga europea. Desafortunadamente, los resultados con el equipo no fueron los esperados y aunque a nivel personal tuve un gran desempeño, soy una jugadora muy competitiva y siempre me gusta ganar. De todas formas fue una nueva experiencia para mi vida la cual me ayudo a seguir aprendiendo y creciendo a nivel deportivo y profesional.

P.- El momento más amargo de esta campaña llegó en el partido ante la Real Sociedad, ¿qué se le paso por la cabeza en el momento del la lesión?

R.- Me lesioné en una jugada donde fui a disputar un balón contra Nuria Mendoza, yo no la veo venir así que no puedo evitar el choque. Lo siguiente que recuerdo es estar rodeada por mis compañeras y por el fisioterapeuta del equipo que me hacía preguntas de rutina, por el golpe en la cabeza y la contusión. Realmente después del accidente fueron momentos duros donde se te pasan muchas cosas por la cabeza, pero gracias al apoyo de mi familia, de mis compañeras, del cuerpo técnico, del cuerpo médico y del club en general se hizo un poco más fácil el proceso de recuperación.

P.- Ha estado casi dos meses fuera de los terrenos de juego, ¿qué postura ha mantenido durante este tiempo? Si ha habido momentos de desánimo, ¿cómo los ha sobrellevado?

R.- Claro que ha habido momentos de desánimo. Un deportista de alto rendimiento siempre esta expuesto a sufrir lesiones, accidentes y diferentes circunstancias que ponen a prueba tu fortaleza mental y tu capacidad de recuperación de mantenerte enfocado. Durante estos dos meses mi pensamiento era que cuando pudiera volver tenía que volver más fuerte que antes y tenía que aportar al equipo desde mi posición. Ahora ya queda como una experiencia más y como un aprendizaje nuevo para mí.

P.- Su regreso fue ante el Oviedo Moderno, partido que el Valencia gano 0-2, ¿cómo vivió ese ‘nuevo’ debut?

R.- Volver a jugar contra el Oviedo fue como el primer partido contra el Barcelona. Tenía muchas ansías de jugar y quería hacerlo muy bien. Cuando vuelves de una lesión siempre hay un pequeño pensamiento: ¿cómo me encuentro realmente para volver a jugar a este nivel de exigencia tan alto? Igual que contra el Barcelona, también acabe el partido con muy buenas sensaciones y con la alegría de ganar, después de un par de partidos donde no lo habíamos podido hacer.

P.- Esta jornada han visitado al Fundación Albacete y ganaron un partido con la mayor goleada de la jornada, ¿cree que era lo que necesitaba el equipo para comenzar el 2016 con la mente renovada?

R.- El partido contra el Albacete nos supuso un punto más de confianza hacía nuestro favor. Es muy bueno para nosotras haber terminado el año con una victoria y nuestro enfoque es continuar con esas sensaciones y empezar el 2016 de la misma manera que terminamos el 2015.

P.- Despiden el año en novena posición con 17 puntos, a solo dos de Levante, Sporting de Huelva y Espanyol, que marcaN la última posición para jugar Copa de La Reina, ¿qué balance hace de las primeras 13 jornadas?

R.- En lo personal creo que me perdí la mayor parte de estas 13 jornadas, primero por cuestiones de documentos y segundo por el accidente sufrido, así que se me paso un poco rápido este semestre.

Soy una jugadora muy competitiva y siempre me gusta ganar. En cuanto al equipo, yo creo que no es una posición en la que quisiéramos estar pero que a la vez nos ha ayudado a ser mas equipo y a estar más unidas. Sabemos que de nosotras depende salir del momento no tan bueno en el que estamos y sabemos que tenemos un gran equipo. Como dije anteriormente, este es un equipo que va a luchar hasta el final y esperamos que el próximo año los resultados estén un poco más a nuestro favor.

P.- Ahora que llega la Navidad, ¿cómo vive las fiestas con su familia?, ¿tiene pensado volver a Colombia?

R.- Normalmente la Navidad la paso con mi familia, estoy muy unida a ellos y en esta época siempre hemos compartido juntos. En esta ocasión me quedaré en Valencia, son pocos los días que tenemos de vacaciones y además mi madre me visitó por unas semanas el mes pasado. Conoceré un poco más de la cultura y tradiciones de la ciudad en época navideña.

Esta semana el Valencia ha seguido entrenando, con el objetivo de no perder la dinámica de puntuar con la llegada del 2016.

Fotografías realizadas por Juan Catalán – VCFF


 

Por Mari Carmen Rodríguez

Fuente : http://www.vavel.com/es/

Anuncios