La rosarina, campeona con UAI Urquiza en dos oportunidades, entrena con la Selección, y está casada con Carrizo, de Boca. El fútbol y el amor, unidos.

Por Maximiliano Marasso

En su Rosario natal, a los siete años, dio sus primeros puntapiés. El fútbol la vinculó con el amor y la pasión por la pelota. Nació el 1 de marzo de 1989. Jugaba con sus amigos del barrio hasta que a los doce años fue al club Sol de Cuyo. Luego pasó a El Torito, donde nos cuenta Alana que por allí se inició Angel Di María.

“Después, como no teníamos cancha para entrenar y demás, con todo el equipo tuvimos que pasar al equipo rival que es Primero de Mayo, porque era lo más cercano que había. Y de ahí pasé a Rosario Central donde estuve siete años”

recuerda sobre sus comienzos.
En el 2012 recayó en UAI Urquiza, siendo parte del plantel que consiguió el histórico primer título para el club de Villa Lynch. Al año siguiente volvió a Rosario.

“En ese interín estuve entrenando un tiempo en Unión de Santa Fe. Tenía que viajar dos horas cada vez que iba a entrenar, que eran primero una y después dos veces por semana, y a la vez me entrenaba sola en Rosario. Y este año volví a la UAI donde gracias a Dios pudimos dar la vuelta otra vez”.

Justo coincidió que UAI Urquiza salió campeona las dos veces que estuviste en el plantel. No van a querer que te vayas más…

Jajaja. Y ojalá se puedan seguir logrando los objetivos.

Desde diciembre del año pasado Alana García es esposa del jugador de Boca, Federico “Pachi” Carrizo.

¿Por qué volviste a Rosario?

Volví porque ya nos extrañábamos mucho y se nos hacía muy difícil el hecho de estar lejos. Aunque él dos veces a la semana venía seguro o iba yo siempre que podía.

¿Tu carrera futbolística está atada a donde vaya tu marido, no?

Si, la verdad que sí. Pero siempre me fue de mucho apoyo, es algo que siempre le agradezco. Ya que era un desafío muy lindo jugar en AFA y gracias a Dios debuté con un campeonato, lo mismo que este año que volví.

¿Si surgiera la oferta para jugar en el exterior, profesionalmente, viajarías o no te separarías de tu esposo?

No, no me separaría.

En tu caso. ¿Qué es lo positivo y negativo para tu carrera, tener una pareja que juega profesionalmente?

Para mi carrera, nada negativo. Lo positivo es que tengo un compañero que sabe de qué se trata y me entiende siempre. Que cualquier duda que tengo él me ayuda.

¿Te ha ido a ver jugando para la UAI Urquiza, da consejos, opina o se mantiene al margen?

Sí, siempre que se puede va. Pero se mantiene al margen.

García este año comenzó a estudiar Producción Audiovisual en la Universidad Abierta Interamericana. En sus dos etapas en la institución la han utilizado en diferentes posiciones, tanto de volante central como defendiendo los laterales derecho e izquierdo.

¿En dónde te ubicarías si fuera por vos?

Qué pregunta. En el medio, de doble 5. Pero bueno, esta es otra opción que día a día voy aprendiendo y me gusta.

En la Selección hay varias 5 de buen nivel. ¿El puesto de 3 te permite ganarte un lugar donde escasea?

Sí, yo creo sí. Igual daría pelea. Igualmente no hay nada ganado, no hay nada dicho. Es una posibilidad.

¿Qué similitudes y diferencias tuvo el equipo campeón con Diego Guacci y este con Germán Portanova?

En similitudes, sigue lo de la unión del grupo. Y diferencias, es que con Germán buscamos una identidad de juego.

¿En este torneo sienten que los equipos toman más recaudos al enfrentarlas?

Sí, yo creo que sí. Pero nosotras nos hicimos ganar ese cierto respeto.

Ya vencieron a San Lorenzo, ¿les quedan dos “finales” (Boca y River) en la lucha para defender el título?

Si bien son los partidos que dan más luchas, pero creo todos son importantes, y de todos aprendemos algo.

¿Tu evaluación del campeonato de AFA?

El nivel me parece que se podría mejorar. Hay muy buenos equipos y jugadoras en el interior. De hecho, en la mayoría de los clubes hay muchas jugadoras de afuera, que más allá del presupuesto que seria, es buena inversión para que crezca el fútbol femenino. Y sobre la organización prefiero no hablar.

Por último, ¿ves muy lejano que algunos clubes, como Rosario Central, del cual sos hincha, compita en AFA?

Si. Es que es difícil. Mientras el fútbol siga siendo amateur los clubes del interior no van a invertir, es mucho gasto “para nada”.

6-5-2015

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com/index.php

Anuncios