La jugadora de Universitario es una de las periodistas que cubren la liga cordobesa. El papel en ambos roles, su visión del fútbol femenino provincial y nacional.

Carolina Pedreira nació en Córdoba el 15 de enero de 1987. Dentro de su familia, su abuelo Carlos Hurate jugó en el Racing cordobés. Periodista recibida en el Colegio Universitario de Periodismo (CUP) y Periodista Deportiva en Ceicos. Futura comunicadora social.
Pedreira es delantera del club Universitario, uno de los equipos de mayor nivel en la liga cordobesa.

¿Cómo es combinar tus roles: jugadora y periodista?

Y, un poco complicado porque las dos cosas me apasionan. Me apasiona jugar al fútbol, entrenar en la semana y que llegue el sábado para ir a la cancha. También me apasiona redactar los partidos, informar, twittear, sacar fotos e informar a todas las mujeres que formamos parte de la liga cordobesa, ya que en Córdoba los medios no nos dan lugar. Trato de hacerme mi tiempo, de trabajar en la semana con lo de la página. Cuando llego los sábados muerta capaz subo alguna que otra info o el domingo, pero sino lunes o martes ya está todo subido lo que pasó el fin de semana. No puedo hacer todo, así que por lo general las fotos me las pasan determinados fotógrafos de dichos clubes o saco una que otro en algún partido. Igual, la idea este año es empezar a filmar los partidos, así que como se va a jugar tres partidos por cancha va a ser todo mucho más fácil para nosotros, los periodistas.

¿Eres mejor futbolista o periodista?

Jajajaja me mató esta pregunta. Obvio que periodista, sin dudas. El fútbol lo hago desde chica y siempre fue un hobbie para mí, una distracción, una terapia para el alma, pero el periodismo es mi profesión y mi vocación.

¿Qué tal es el trato con tus colegas que debes enfrentar y a la vez en tu función de prensa?

Excelente, por suerte me llevo bárbaro. No somos muchos, pero nos conocemos todos. Tengo colegas que juegan en Barrio Parque, Atalaya, Belgrano, Talleres, entre otros. Al enfrentarlos no hay problemas, siempre las típicas cargadas o las fotos de prensa y jugadora a la vez (risas). Nos ayudamos entre todos, con la información, difusión, fotos y cada uno aporta su granito de arena para que el fútbol femenino crezca cada día un poco más y le den realmente la importancia que se merece.

Son una de las Ligas más numerosa del país sumando A y B. ¿Córdoba es potencia en la disciplina?

Si, la verdad que son muchos clubes los que tienen la oportunidad de competir. Por suerte, hace tres años se les abrió la posibilidad a las mujeres, ya que cada vez eran más las chicas que practicaban dicho deporte pero no tenían como mostrarse y disfrutarlo como se merece. No sé si somos potencia, capaz es boom porque hace poco está, pero me parece que Buenos Aires es más potencia con respecto al fútbol femenino.

¿Hay difusión?

Difusión hay muy poca. Los medios grandes publican información muy poco o cuando hay clásicos como Talleres-Belgrano, por ejemplo. Showsport últimamente está dándole más difusión al fútbol, de hecho juego en la U con una colega que trabaja ahí, Ana Dalmasso, que es arquera. Y los que más le hacemos difusión son los medios a pulmón, páginas, redes sociales que nos apasiona informar o los mismos colegas de cada club que publican sobre la disciplina en el club donde trabajan o juegan.

¿Es utópico pensar que clubes como Belgrano, Racing, Universitario, Instituto y Talleres, por ejemplo, se midan con los equipos de Buenos Aires?

No, no es utópico. Sería hermoso y súper competitivo. Así debe ser el fútbol y más femenino que recién se está armando y dando a conocer, pero todo se da de a poco. Sería muy bueno por lo menos que clubes como los que nombraste puedan viajar por lo menos una vez al mes para competir.

Entre 2009 y 2011 partió de Argentina rumbo a otros lugares bien distintos y en otros continentes. En Estados Unidos fue moza, cajera y trabajó en la cocina de dos restaurantes. En Nueva Zelanda fue recolectora de arándanos y emparque de manzanas, además en una fábrica de “entalado”. Con el dinero que ahorró viajó al Mundial de Sudáfrica. En España, más precisamente en Barcelona, fue moza de un restaurante argentino.
¿Qué diferencias notas del fútbol femenino argentino con los países donde estuviste?

Las diferencias en ese momento eran muchas, estaba súper avanzado. El fútbol femenino en Nueva Zelanda es como el masculino acá. Allá los varones juegan al rugby, no al fútbol.

¿Una Copa Argentina femenina sería un sueño federal?

Yo creo que después de un Mundial o Juegos Olímpicos sería el sueño de toda mujer futbolista. Poder viajar a jugar el deporte que más le gusta y poder medirse con equipos de otras provincias, conocer diferentes lugares y formas de juego. Salir un poco de lo cotidiano y enfrentarse y competir por algo más hermoso que sería un campeón de una Copa Argentina.

La liga cordobesa obliga a los clubes a tener su rama femenina. ¿Debería ocurrir lo mismo con el torneo de Buenos Aires?

No sé si realmente obligatorio, porque capaz hay clubes que realmente no tienen jugadoras, pero creo que es una de las pocas formas en las que se les da lugar a las chicas a competir, mostrarse y a participar de una Liga. Si no fuera obligación, en el caso de Córdoba, la Liga Cordobesa de fútbol no existiría. Está todo mal visto desde el lado del machismo, que las mujeres no deben jugar al fútbol, que es deporte de hombres.

Con Universitario estuvieron cerca del título. ¿Este año se les dará?

Si, la verdad que estuvimos a un paso. Salimos primeras, pero no campeonas por cuestiones de reglamento al igual que Belgrano. Dejamos todo y para nosotros fue muy importante haber hecho la campaña que hicimos porque entrenamos durísimo todo el año y siempre poniendo lo mejor de cada una de nosotras. Se nos dio la posibilidad de ganarle a Belgrano, de ser el primer equipo de la Liga que derrote a Belgrano después de 58 partidos. Eso fue sin duda lo mejor de la campaña y después haber terminado primeras al igual que Belgrano y Racing, a un gol de diferencia de las Piratas y arriba de la Academia. Este año la Liga va a ser mucho más competitiva que el 2013, los equipos se reforzaron, mejoraron un montón y varios tienen las condiciones para pelear los primeros puestos. Va a ser un año duro pero ojala se nos dé, es el último año de varias del plantel así que nada mejor que conseguir el título y que muchas se vayan con esa satisfacción.

Por Maximiliano Marasso
(21-03-2014)

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com/index.php

Anuncios