Eli Capa

ELI CAPA, Ex-guardameta de Añorga, Athletic y Selección Española de 1993 a 2005

Eli Capa fue una de las mejores jugadoras del fútbol español de la década de los 90. Protegió la meta del Añorga durante nueve temporadas, la del Athletic de Bilbao en otras tres y de la Selección Nacional en 35 ocasiones. Su palmarés es uno de los más brillantes del fútbol español: seis títulos ligueros en total (tres con Añorga y otros tres con Athletic). Se retiró muy joven, con 27 años. En la actualidad es responsable de informática de una cadena de tienda de deportes y “disfruta del fútbol femenino como espectadora, moviéndome entre Zubieta y Lezama cada domingo”.

– Te retiraste a los 27 años cuando todavía estabas a un gran nivel en el Athletic, siendo titular en tu club y con la selección española ¿Por qué decidiste retirarte tan joven?

“Quería ser yo quien dejase el fútbol y no al revés”

Había llegado el momento de cerrar una etapa y empezar otra. Deportivamente sentía que había conseguido todo lo que me había propuesto, y aunque había títulos que me faltaban (la copa de la Reina, por ejemplo), mis aspiraciones deportivas se agotaban. Es cierto que era titular en mi club, también en la selección española, y eso me llenaba de satisfacción, pero tenía muy claro que quería ser yo quien dejase el fútbol y no al revés. Superé dos lesiones de hombro y conseguí llegar a lo más alto, no quería que una lesión me retirase. Me di cuenta de que era momento de empezar a trabajar y poner fin a mi etapa como portera.

Puede que parezca una edad temprana para dejar el fútbol, pero desde los 15 años viajando cada 15 días, y en la selección desde los 18…..Muchos viajes, muchos entrenamientos, muchos partidos. Fue una decisión de la cual nunca me he arrepentido. Fue el momento justo.

– En aquella época no podíais vivir del fútbol ¿Qué sientes cuando casi 10 años después, muchas futbolistas españolas tengan que emigrar a otras ligas para conseguir vivir del fútbol?

Cierto que por aquella época no se podía vivir del fútbol y ahora tampoco es que se pueda vivir de él, creo que se puede sobrevivir, pero ninguna mujer solucionará su vida como jugadora de fútbol.

“La mujer ha ganado en reconocimiento por parte de algunos clubes…, han abierto las puertas al femenino, y han quedado prendados”

Yo nunca pretendí vivir del fútbol, pero siempre he reconocido ser una afortunada por haber podido dedicarle tanto tiempo a este deporte. Compaginé estudios y fútbol hasta la época del Athletic, donde el estudiar a distancia me lo puso realmente complicado y tuve que dejarlo (abandoné los estudios universitarios de informática en cuarto). Sin embargo me alegro que a día de hoy la situación haya mejorado, y que las jugadoras puedan recibir algún tipo de retribución por su dedicación. Solo nos falta que sea reconocida esa actividad como profesión.

– En estos 10 años ¿en qué crees que ha avanzado más el fútbol femenino español?

Por supuesto que se ha avanzado. El nivel del fútbol femenino ha subido no solo porque el número de licencias sigue aumentando. También porque el número de equipos sigue creciendo y porque se pueden ir estructurando las categorías desde abajo hasta arriba. La mujer ha ganado en reconocimiento por parte de algunos clubes, que, siendo potentes en el ámbito masculino, han abierto las puertas al femenino y han quedado prendados.

–  ¿Qué destacarías de la actual temporada de Liga?

Puede ser la confirmación definitiva del Barcelona si consigue su tercer titulo consecutivo. El Athletic luchará otro año más por ese título, pero esta temporada habrá más invitados en la disputa: Atlético de Madrid, Levante, Rayo y el reforzado Valencia. Por ahora el mejor once lo tiene el Barcelona, pero estar en dos competiciones con las mismas jugadoras se le puede hacer largo.

Sobre la Selección: “El nivel se ha elevado gracias a las jugadoras que se han aventurado a salir al extranjero”
“Ganar a la favorita y dejarse puntos con otras selecciones, te pueden dejar fuera”

–  ¿Qué consideras que le falta al fútbol femenino para despegar y situarse al nivel del resto de Europa?

Necesitamos que la Liga sea realmente competitiva, que los partidos no se resuelvan por goleadas abultadas en las que no gana ni el que golea ni el goleado; que la competición sea exigente a todos los niveles, porque eso será positivo para la selección nacional; que se pueda combinar el trabajo de los clubes, que a día de hoy trabajan la parte física y la técnica a un alto nivel, con el trabajo más concreto de la selección.

A nivel selección se van dando pasos hacia delante, pero se podrían dar más si realmente los clubes y la federación se diesen más de la mano. El nivel de la selección se ha visto elevado gracias a las jugadoras que se han aventurado a salir al extranjero y que han sido capaces de subirse al nivel del fútbol femenino internacional, incluso llegando a destacar. Todo ese trabajo de esas jugadoras se ha visto reflejado en la selección a la hora de competir en los encuentros decisivos.

Un consejo para una chica que quiera jugar al fútbol profesionalmente: “Si quieres que el fútbol sea tu profesión, primero hay que prepararse para serlo. Y para merecerse un reconocimiento profesional, primero hay que demostrar mucho.

– ¿Cómo ves las posibilidades de la Selección de cara a la clasificación del Mundial?

Los últimos resultados conseguidos han sido muy positivos. Ser primera de grupo por delante de Italia es posible; pero ganar a la favorita y dejarse puntos con otras selecciones, te puede dejar fuera. Así que deben mantener el nivel y, sobre todo, los resultados, pero este grupo quiere seguir ´soñando en grande´.

–   Su clasificación para un gran evento, como sería un Mundial, ¿podría ser el revulsivo que necesita nuestro fútbol femenino?

Antes se decía que entrar en un Europeo cambiaría nuestro fútbol. Ya hemos estado en la fase final, e incluso se ha pasado la primera ronda, y el fútbol femenino español no ha cambiado. Ahora hablamos de un Mundial. Estar en un Mundial es una experiencia para todas aquellas que puedan tener la posibilidad de vivirla. Con respecto a nuestro fútbol, debería servir para captar a patrocinadores, pero la situación económica no favorece nada de esto. El revulsivo se puede dar aún sin entrar en el Mundial, son muchos pequeños detalles los que nos pueden hacer crecer.

– ¿Qué te parece que en la máxima liga femenina española haya dos equipos entrenados por mujeres?

Me parece un dato importante para el fútbol femenino, y demuestra que la mujer va copando todos los puestos que puede haber en un equipo.

– ¿Te gustaría entrenar?

Saqué el título hasta el segundo nivel. Llegué a entrenar a un equipo de niñas y también hice las labores de segunda entrenadora/ delegada durante una temporada en la Real Sociedad, junto a Garbiñe Etxeberria. Por ahora no tengo intención de entrenar, puede que más adelante. No lo descarto. Por ahora disfruto del fútbol femenino como espectadora, y me muevo entre Zubieta y Lezama cada domingo.

BIOGRAFÍA PROFESIONAL. Eli Capa nació en San Sebastián el 20 de marzo de 1978. Empezó a darle al balón en el patio del colegio, pasando primero por el fútbol sala antes de jugar el torneo playero de La Concha. En la temporada 93/94 pasó al primer equipo del Añorga K.K.E, club que entonces se encontraba en la máxima categoría del fútbol español. En el club donostiarra pasaría nueve temporadas (desde los 15 hasta los 24 años), consiguiendo tres títulos ligueros (93/94, 94/95 y 95/96). Fichó después por el Athletic de Bilbao, club en el que se retiró tras tres temporadas y conquistar otros tres títulos de la máxima categoría del fútbol femenino (02/03, 03/04 y 04/05).
DE DELANTERA A GUARDAMETA: “Al principio no era portera, jugaba de delantera a fútbol sala, pero nuestra portera recibió un balonazo en la cara y no quiso volver a ponerse. Yo no tenía miedo al balón, y allí me quedé, de portera”.

“Necesitamos que la Liga sea realmente competitiva, que los partidos no se resuelvan por goleadas abultadas en las que no gana ni el que golea ni el goleado”

MOMENTOS DE ELI CAPA

AÑORGA. “El éxito de este club se basa en una generación de jugadoras de gran calidad técnica y física. El Añorga fue uno de los equipos que por entonces empezó a entrenar 4 días a la semana, algo realmente extraordinario por aquella época. El compromiso de las jugadoras a entrenar justo después de sus jornadas laborales o académicas, permitía a los entrenadores trabajar y mucho cada uno de los partidos”.

ATHLETIC.”Cuando llegué al Athletic fue cuando el club había absorbido al Leioa, equipo que realmente había conseguido el ascenso a la Superliga. Es cierto que entramos en una estructura de club profesional, pero fuimos peleando y ganándonos cada uno de los detalles que pueden formar parte de un club profesional. Los horarios de entrenamiento seguían siendo después de las jornadas de trabajo y de estudio. Sin embargo, los campos de entrenamiento y la equipación que nos ofrecían hacían especial cada uno de los primeros días en las instalaciones de Lezama. Nuestro compromiso era más que profesional a pesar de no tener ningún tipo de contrato”.
Un recuerdo imborrable: Primer partido en San Mamés
Borraría: Mis lesiones de hombro
Un partido: Como jugadora, mi último partido en el Mini Estadi contra el Barcelona, ganarlo nos daba la liga. Como espectadora, la final del mundial USA 1999 – Rose Bowl – 90.175 espectadores (yo una de ellas) – USA 0-0 Brasil, ganó USA en la tanda de penaltis.
Una jugadora nacional actual: Irene Paredes (Athletic Club)
Una jugadora internacional actual: Abby Wambach

Por Ana de Benito / Noviembre 2013
Fuente : furiaroja.com

http://www.furiaroja.com/entrevistas/Eli_Capa.html

Anuncios