La volante acaba de consagrarse con UAI Urquiza. En su carrera, hay varias vueltas olímpicas. Además, la cordobesa no solo juega, también es árbitra.

Por Maximiliano Marasso
Con 24 años, la mediocampista que se puede desempeñar por la banda derecha como también de cinco, ya dio varias vueltas olímpicas. Nacida en Córdoba capital un 7 de mayo de 1990.
“Empecé a jugar desde que tengo memoria, siempre, creo que desde los cuatro o cinco años con mis hermanos y en el barrio hasta los once. A los doce mi papá me empezó a buscar club y arranque en Racing de Nueva Italia, jugué ahí hasta los 16” y continuó su relato de aquella época. “Me rompí los meñiscos y ligamento cruzado en un torneo, me operé y termine la rehabilitación en Belgrano. Ahí jugué cuatro años, ganamos 5 Córdoba Cup, varios torneos en el interior de Córdoba y el primer torneo oficial que hizo La Liga Cordobesa de Fútbol”. Otras experiencias vividas con saldo positivo. “Jugué con Las Pumas de Mendoza un Nacional en Iguazú, Misiones, donde salimos campeonas. Y la “Buenos Aires Cup”, en Pilar, que perdimos la final con el Cobreloa de Chile.
Quiso que su talento fuera visto en el campeonato de AFA y, contactada por una amiga, llegó a Boca en el 2013. “El primer torneo me lo perdí porque me tuve que operar del hombro por una lesión que ya tenía; el club muy bien se hizo cargo de todo”. Su debut con la casaca xeneize fue en el ámbito internacional. “Mi primer partido oficial en Boca fue en Brasil, en La Copa Libertadores”. Salió campeona con Boca en el 2013 y ahora lo hizo con UAI Urquiza, el Furgón de Villa Lynch, que consiguió el segundo título en su historia.

Campeona con Belgrano, Boca y UAI. ¿Cuál es la próxima aspiración personal en lo deportivo?
Si, la próxima aspiración personal en lo deportivo es seguir manteniendo la titularidad en la UAI ya que es un equipo donde ahora hay más competencia “sana” entre nosotras, y obvio volver a salir campeón para tratar de ir a la Libertadores.
¿El titulo con la UAI, qué significado tiene comparado con el logrado con Boca?
El título con la UAI es distinto al de Boca, y quizás lo festejé un poco mas ya que este es un equipo más chico y en donde todo nos cuesta el doble. Tuvimos que prepararnos mucho para esa final porque ellas tienen jugadoras con más experiencia que las nuestras, y la verdad que el sacrificio y esfuerzo que hizo cada una del plantel es admirable.
¿Qué fue lo mejor que tuvo el equipo para ser campeón y en qué deben pulir para lo que viene?
Lo mejor que tuvo el equipo es que fuimos muy ofensivas a lo largo de todo el torneo, tratamos siempre de imponer nuestro juego en cada partido. Tenemos que seguir trabajando con los equipos más fuertes, nos cuesta más jugar a lo que sabemos. Eso es algo que tenemos que mejorar para el próximo torneo.
El Torneo Final tuvo varios parates, muchos partidos que no se jugaron. ¿Les fue complicado entrenar en un campeonato tan desprolijo?
Sí, el torneo lamentablemente no fue de lo mejor, pero los entrenamientos eran iguales. No cambiamos nada ni nos relajábamos. Si se podía, se jugaban amistosos con las inferiores del club y sino seguíamos entrenando igual que siempre.

Díaz es profesora de Educación Física y árbitra. Está cursando la Licenciatura en Educación Física en la Universidad Abierta Interamericana (UAI).
¿Cómo nace tu pasión por el arbitraje?
Empecé a hacer el curso mientras estaba en la facu. Un amigo me dijo de empezar y fui. No me costaba porque jugaba, me gustaba y al poco tiempo ya me mandaban a dirigir en La Liga Cordobesa las inferiores.
¿Sos más comprensible con tus colegas cuando jugas?
Sí, siempre muy respetuosa y comprensible con los árbitros, que muchos a veces se están formando, otros no, pero son personas y se merecen respeto, y como nosotras nos equivocamos cuando jugamos ellos también se pueden equivocar, son parte del juego.
¿Qué clase de futbolista y jueza sos para los que no te conocen?
Normal supongo, no tengo problemas en hablar con los jugadores cuando ellos lo requieran y cuando sea con respeto, pero por lo general prefiero que ellos jueguen y yo hago mi trabajo. Y como futbolista, me gusta jugar al medio, estar en contacto con la pelota, dar pases a las delanteras, pero si hay que jugar más atrás me adapto, no tengo problemas. Hay que jugar en donde haga falta (risas).
3-3-2015

Fuente : http://www.diariolafutbolista.com/index.php

Anuncios