Palau hace un Selfie con la Selección tras un entrenamiento

Baloncesto
Todo es más fácil con estas compañeras
La capitana ha vivido un año redondo que pretende culminar afrontando un reto mayúsculo: volver a competir con la Selección Femenina en el EuroBasket de Hungría y Rumanía con los billetes olímpicos en juego.

¿Cómo están discurriendo los primeros días de concentración?
Bien. Al principio con muchas cosas: el reencuentro con las compañeras, la presentación en Madrid, la sesión de fotos, el desplazamiento a Santander, los primeros entrenamientos… Son muchas sensaciones y las vamos asimilando poco a poco. Nos va bien tener un poco de tranquilidad para empezar a centrarnos y coger ritmo.
El listón está muy alto…
Sí. Creo que estamos haciendo muy bien las cosas y eso te da un extra de responsabilidad. Estamos representando bien al país así que, como mínimo, está muy bien que se nos escuche y tengamos representatividad en los medios de comunicación. Aunque los focos no nos van a cambiar a estas alturas. Nuestro mensaje es que hay que mantener la dinámica de los últimos años, luego los resultados serán los que sean.  Pero esta ilusión, estas ganas de pasárselo bien, no las perdemos.

Además repite como capitana. ¿Una experiencia diferente?
Sí. Aunque ya estoy más acostumbrada… El año pasado fue un algo impactante para mí, porque nunca me había imaginado en ese rol en la Selección. Pero toda situación, si la afrontas con ilusión, te puede dar muchas satisfacciones. Además, experimentar cada año experiencias positivas hace que tengas más ganas de repetir. Es un placer compartir vestuario y dinámicas con la familia que forma este equipo. Me toca la capitanía por experiencia, porque llevo muchas batallas y también acepto estos roles en mis últimos equipos. Pero aquí es diferente porque me he criado con ellas, compartimos el mismo lenguaje y el mismo baloncesto aunque tengamos muchos años de diferencia. Todo es más fácil con compañeras así.

¿Ve a España como favorita en el EuroBasket?
No. Es cierto que venimos de ser medalla en los últimos EuroBasket y Mundial, pero el precedente de 2011 cuando llegamos a Polonia con similares precedentes todavía nos duele. La presión no nos viene mal pero nuestro único objetivo es demostrar que somos más equipo que selección. Después creo que tenemos calidad para soñar con los billetes olímpicos. Sería injusto negarlo, pero también sería injusto faltarle al respeto a los rivales que también juegan y te pueden mandar para casa si no estás a tope desde el primer día. A la segunda fase sólo pasan tres equipos de cada grupo.

¿Cree que habrá pocos cambios en la lista definitiva?
Es una pregunta para Lucas (por suerte). Está claro que el grueso del equipo repite porque lo llevamos haciendo bien desde hace varios años, pero este equipo ha demostrado que sabe adaptarse a las diferentes situaciones y este año no será una excepción. Supongo que algún ajuste habrá y no será una decisión fácil cuando llege el momento de que el Seleccionador tome la decisión.

El Seleccionador ha dicho que usted es la mejor base de Europa ¿Qué le parece?
Lucas me ve con buenos ojos… Hay muchas jóvenes pisando fuerte. Por suerte España es un país donde las bases tienen un grandísimo nivel y, para mí, poder seguir viniendo y compartir vestuario con jugadoras como Silvia y Leti en mi posición es un privilegio.

¿Sueña con retirarse con una medalla olímpica colgada del cuello en Río?
Es un sueño legítimo, pero en mi actual situación prefiero plantearme objetivos más cercanos. De momento tenemos un reto mayúsculo en un EuroBasket al que acudimos sin margen de sorpresa. Tras los dos últimos veranos el equipo al que todos quieren batir es España, así que  debemos respetar a todos los rivales y a nosotras mismas para ser capaces de volver a empezar sin dar nada por sentado. Ese será el camino para volver a la senda del éxito.

Laia Palau.

Debemos respetarnos a nosotras mismas y a las rivales para ser capaces de volver a empezar sin dar nada por sentado.

Fuente : Federación Española de Baloncesto

Anuncios