No es un club, es un seleccionado de toda la provincia de Waikato y por ello desde Mayo se ha trabajado con un gran número de jugadoras y se han realizado numerosos entrenamientos y actividades (concentraciones colectivas, partidos amistosos, camp & trials,…).

Lo que quiero remarcar con ello es la importancia del proceso, la continuidad y persistencia tanto como por parte del staff (constituido por dos entrenadores, preparador físico, fisioterapeuta y manager. Además de todo el apoyo de Waikato Rugby Union en otros términos variados: fotógrafo, grabación y edición de vídeo, marketing y comunicación,…) como de las jugadoras hasta llegar a un grupo reducido de 30 jugadoras convocadas para jugar la liga neozelandesa de provincias: la NPC League. Mucho trabajo y dedicación, planificación e ilusión.

A los entrenamientos asistimos todas con pantalón negro y equipación uniforme proporcionada por la W.R.U. La hora del inicio del entrenamiento es 17h45 pero a esa hora ya hemos llegado todas e iniciado nuestros work-ons (durante las primeras semanas, nos reunimos individualmente con los entrenadores one-to-one y concretamos objetivos de juego. Con una plantilla por puestos tenemos puntos clave de referencia específica en los que evaluar nuestro trabajo partido tras partido y además concretar el trabajo específico que vamos a desarrollar para mejorar las carencias, lo que llamamos work-ons ).

Hay un tiempo dentro del entrenamiento destinado a este trabajo y aunque los entrenadores ayudan en determinados, es un trabajo individualizado o por grupos colectivos de cara a mejorar aspectos técnicos o ajustes de timing.

Diría incluso que no es tan importante que estas actividades específicamente se desarrollen sino, el cómo se desarrollan es lo que le otorga grandeza y notoriedad, marcan el equipo.

Esta semana vinieron a observar el entrenamiento dos niñas pequeñas jugadoras de rugby y su padre pues querían ver cómo entrenaban las jugadoras de Waikato. Ver desde fuera una atmósfera de concentración y distensión simultánea, de talento disfrutando y focus en el trabajo debe cuanto menos, contagiarse…

Las consignas en los entrenamientos suelen ser claras, de aspectos básicos y justificando siempre el por qué y sobre todo para qué.

Que las jugadoras entiendan el juego y el plan del equipo es algo primordial para los entrenadores y se nota en la dedicación y empeño que ponen en compartir esos conocimientos.

Cada día descubro nuevos detalles, nuevos aprendizajes y eso que los talleres a menudo son los mismos, con mínimas evoluciones y variaciones pero la filosofía y el trabajo siempre van de la misma mano.

Al iniciar el entrenamiento, antes de iniciar los work-ons todas, jugadoras y staff nos saludamos con el choque de manos del equipo. Al finalizar el entrenamiento siempre en corro hacemos feedback de la sesión, a nivel actitudinal (concentración, animar a las compañeras, ayudar, comunicar constantemente, reaccionar y adaptarse ante los improvistos o errores,…) y a nivel de ejecución en el juego. Es un momento de comunión y que ademas sirve para afianzar el sentimiento grupal, pues lo que está más que intrínseco es el objetivo común. Se siente, el barco remando en una misma dirección…

Entonces, el entrenador refuerza la confianza de las jugadoras, nos anima a jugar nuestro mejor rugby, a no tener miedo a nada, a ir sumando paso a paso, a liberarnos y disfrutar… y dice… Every time you wear this colours is a new opportunity. Se me quedó grabado.

Capitana: Dubtz on three. One, two, three! Equipo: ¡DUBTZ!

ENLACE WEB: Página del Facebook de Waikato Womens NPC

Fuente : Más información en

http://patriciagarciarodriguez.com/index.php

Anuncios